'El cartero de Neruda', las palabras

"- ¡Qué van a tener de malo las palabras!- dijo Beatriz abrazándose a la almohada.

-No hay peor droga que el bla-bla. Hace sentir a una mesonera de pueblo como una princesa veneciana. Y después, cuando viene el momento de la verdad, la vuelta a la realidad, te das cuenta de que las palabras son un cheque sin fondo. ¡Prefiero mil veces que un borracho te toque el culo en el bar a que te digan que una sonrisa tuya vuela más alto que una mariposa!.

-¡Se extiende como una mariposa!-saltó Beatriz.

-¡Que vuele o que se extienda da lo mismo!¿y sabes por qué? Porque detrás de las palabras no hay nada. Son luces de bengala que se deshacen en el aire".