Trourist, viajar sin ser turista

Nueva red social de viajeros, en el artículo de esta semana en IDEAL.


Quién concibiría un viaje a París sin ver la Torre Eiffel. Conocer un destino como si vivieras en él. Pasear por calles sin flashes de turistas. Comer en bares rodeados de gente del lugar. Todas estas experiencias son las que 'Trourist', una nueva comunidad viajera, ha querido aunar. Basados en ExperienceLess, un proyecto que propone vivir la ciudad y no sólo verla, esta red social de vagamundos propone un turismo 'real'. En dos meses 800 usuarios han compartido ya medio millar de experiencias. Mikel Cortés, uno de los cuatro creadores de 'Trourist', nos explica los detalles de este trabajo que ha sido el ganador del XII Premio José Manuel Kutz a Experiencias Empresariales de Éxito que otorga la ESTE-Facultad de CC.EE y Empresariales de la Universidad de Deusto y el Colegio Vasco de Economistas.

-¿Qué es el turismo ‘real’ para vosotros?

-Descubrir esos momentos o lugares que permanecen ocultos para quien viaja como un turista, vivir esas experiencias auténticas que hacen tan diferentes unas ciudades respecto a otras. Para conseguirlo, casi siempre es imprescindible la participación de la gente del lugar, pues ellos son quienes mejor pueden abrirnos el corazón de su ciudad.

-¿Quiénes formáis el equipo?

-Somos cuatro compañeros de clase de Administración y Dirección de Empresas en la Universidad de Deusto en San Sebastián. Todos tenemos la misma edad, 24 años. Jokin Bereciartu, de Legazpi (Gipuzkoa); Imanol Abad, de Eibar (Gipuzkoa); Xabier Albeniz, de Pamplona (Navarra) y yo, que soy de Vitoria (Álava). Y por supuesto, a los cuatro nos encanta viajar.

-¿En qué os diferenciáis de otras comunidades de viajeros como tripwolf o minube?

-Principalmente, en dos factores. El primero, la construcción de una filosofía de viaje propia, que llegue al corazón de los que no queremos ser turistas. Por ello, desde el propio lenguaje utilizado en la plataforma hasta la última iniciativa que hemos desarrollado y que tiene de nombre ExperienceLess, todo está concebido desde el prisma de que un 'trourista' no viaja para desconectarse del mundo sino para conectarse a él. El segundo factor, es la importancia de los amigos. En 'Trourist', los amigos no sólo son la principal fuente de información, sino que además,pretendemos que sean protagonistas de nuestros viajes con figuras como la del 'trourist advisor',un amigo que aunque no vaya de viaje conmigo, puede editar mi viaje porque es de la ciudad a la que voy, o porque ha estado alguna vez allí.

-Estáis en fase de prueba, pero ¿tenéis estimaciones de usuarios ya registrados?

-Después de casi tres meses en beta privada, tenemos ya 800 usuarios. Muchos de ellos, además de transmitirnos las impresiones que nos han servido para mejorar la página, han compartido más de 500 experiencias.

-¿Un premio abre puertas? Cuáles han sido los principales obstáculos que habéis encontrado.

-Ganar el Premio José Manuel Kutz al mejor proyecto innovador nos sirvió como reconocimiento hacia todo el trabajo realizado hasta la fecha, como confirmación de que íbamos por el buen camino. Esto es importante para quien elige ser emprendedor, pues a veces la escasez de recursos llega a desanimarte, aunque igualmente veraz es que te ayuda a agudizar el ingenio.

-Es preciso tener invitaciones para acceder. ¿Por qué no está abierta?

-Hasta el momento 'Trourist' ha requerido de invitaciones para entrar porque veíamos necesario testar la idea con un pequeño grupo de personas antes de darlo a conocer a gran escala. Pero a partir del 15 de septiembre, todo aquel viajero inquieto que quiera compartir experiencias con otra gente de la comunidad, podrá hacerlo sin la necesidad de tener una invitación.

-Contáis con un diseño muy atractivo con ciertas reminiscencia a algunas redes sociales ¿Os habéis fijado en alguna en concreto?

-Como puedes imaginar, una de las actividades en las que más tiempo hemos pasado el ultimo año es ver qué hacen bien y qué hacen mal otras redes sociales, especialmente las de viajes. Seguramente de todas habremos sacado alguna idea interesante, pero en el caso del diseño en particular, Dopplr ha sido nuestra principal referencia.

-Estáis en Twitter y en Facebook, con más de 300 followers y fans en cada una. ¿Cómo se refleja esa presencia en vuestra web?

-Con nuestra actividad tanto en Twitter como en Facebook pretendemos que quienes están interesados en 'Trourist' puedan comunicarse más fácil con nosotros, y por supuesto, que quien quiera conocer más de nosotros como empresa, como personas, como viajeros, pueda hacerlo.

-¿Cómo pretendéis rentabilizar el proyecto?

-Tenemos varias posibles vías de generación de ingresos que iremos implementando una vez el proyecto eche a rodar. Todas tienen un denominador común, tienen que ser coherentes con nuestra filosofía de viaje, que sirvan para ayudar a los usuarios de 'Trourist' en su objetivo de realizar viajes lo más especiales.

-Ahora sólo existe una versión en inglés, ¿para cuándo en español?

-Esta pregunta nos la han hecho muchos usuarios actuales y gente que ha oído de nosotros, y es probable que una de las futuras mejoras de la web sea la inclusión de un traductor automático. Sin embargo, en esta primera fase teníamos que priorizar en recursos y considerábamos que buena parte de nuestro público objetivo tenía nivel suficiente como para compartir experiencias de viaje en inglés. En 'Trourist' lo importante no es tanto cómo se dice sino qué se dice.

-Qué metas a corto y largo plazo tenéis para vuestro proyecto.

-En proyectos de Internet es muy complicado vaticinar qué deparará el futuro, así que tampoco nos marcamos grandes objetivos. Preferimos ir poco a poco, haciendo una web cada vez mejor para aquellos usuarios que viajan para vivir los destinos y no para visitarlos. En este sentido, estaríamos muy contentos de contar con 5.000 usuarios para estas navidades y que su feedback fuese positivo.

Si deseas conocer más sobre este proyecto sólo tienes que seguir su bitácora blog.trourist.com.