Licencia personal

Contiene las palabras y sentimientos que le explotan en la boca.

Los oídos sordos no merecen la saliva de sus labios.

El teclado aguanta los envites de sus dedos cansados de recorrer el mismo camino.

Los otros siempre son los malos.

La crisis llueve sobre mojado en las esperanzas del que aspira a ganar.

Tiembla sólo de pensarlo y aún así, no pasa ni un sólo día en el que sueñe en que puede cambiarlo todo.

Comments (2)

Javier F. Barrera

2 de noviembre de 2008, 23:50

Si es lo que yo pienso, eres una poeta!!!

Verónica Carmona

7 de noviembre de 2008, 5:49

Pero como de la poesía no se come, a no ser que ganes el Premio Lorca, pues a seguir tecleando.
;-)