El tiramisú, del burdel a la mesa

Uno de los postres más exquisitos de la gastronomía italiana hunde sus raíces en los prostíbulos venecianos de los años 50. En Buencomer te ofrecemos una receta fácil de elaborar este postre

El Tiramisú, un postre valorado por sus cualidades afrodisíacas -gracias a la presencia del café y el cacao-, está formado originariamente por dos palabras separadas "te tira su", es decir "te levanta". Los caballeros que llegaban a los burdeles después de una larga noche y querían continuarla con una dama de alterne apreciaban este postre.

Existen cientos de recetas sobre el Tiramisú original, pero solo coinciden las recetas en el queso Mascarpone y el café, aunque los más apegados a la historia dicen que el Mascarpone originalmente no formó parte de la receta porque este ingrediente le quita ligereza al postre y no es precisamente un plato pesado lo que buscan los amantes antes de hacer el amor.

Otra versión sobre su origen, menos atractiva que la anterior, es que fue creado en Siena en ocasión de la visita del Gran Duque de Toscana, Cosimo III de Medici a finales del XVII. Para justificar que el Tiramisú no aparece en ninguno de los tratados gastronómicos anteriores al siglo XX los defensores de esta teoría aducen que en principio y en honor al Duque, se le llamó "Zuppa del Duca".





Fácil y sencillo, mételo una hora en el congelador y te ahorras las 24 horas de nevera. Es mejorable, como todo en la vida, pero se deja comer. Buen provecho.

Comments (2)

J

7 de mayo de 2008, 5:56

Apuesto mi receta de rosquitos de naranja a que ¿¿esas son tus manos?? Si acierto, un cachito de un futuro tiramisu me pertenece...

La tercera cucharada de azucar ha sido un poco ratona ehh. Dale ahi al azucar!!!!

La pagina del buencomer no me carga, que es tuya??

J

Verónica Carmona

7 de mayo de 2008, 8:08

Sí, son mis manos. Es un periódico de un Master que estoy haciendo. Pásame la receta que la hago.

:-)